La Motivación Preescolar

Motivacion

Hoy en día los niños durante su etapa preescolar encuentran en los medios de comunicación diferentes influencias positivas o negativas que se reflejan en sus logros académicos. No es un secreto que la educación de los pequeños se ve afectada por el mensaje que reciben de los medios, que de acuerdo al acompañamiento de los padres, ejercerán en los niños un efecto acorde a las necesidades cognoscitivas, para ello es necesario incentivar a los niños con herramientas motivacionales que promuevan el interés de aprendizaje.

Motivación se define como los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación. Son muchos los factores que intervienen en el rendimiento preescolar, el apoyo de los padres es uno de ellos, apoyo que permite que el niño se desempeñe con éxito en la vida escolar; básicamente el animarlo, alentarlo, felicitarlo, reconociendo sus progresos y avances harán que el pequeño sienta el incentivo necesario para el cumplimiento de sus objetivos académicos.

Dentro de los principios pedagógicos se busca promocionar la individualidad de cada persona, promocionar su autonomía, su libertad, siendo la motivación un elemento básico para un buen aprendizaje escolar. El profesor por ejemplo debe contribuir a crear un ambiente didáctico y de relación estimulante. Su habilidad y preparación para llevar la clase pueden influir en el rendimiento escolar de sus alumnos. El docente tiene como misión logra despertar en el pequeño el interés y la curiosidad por formarse. Al enseñar un tema, debe hacerlo con algo de dificultad con el fin que las metas a alcanzar sean llamativas y alcanzables por el niño. El docente debe conocer los intereses de los alumnos, proporcionar mayor experiencias de éxito que de fracaso, alternar las actividades escolares, no mostrar favoritismos, programar actividades inesperadas que salgan de la monotonía, favorecer la participación activa.

Nada cambiará en la educación, ni siquiera con tecnología, si previamente no se modifican los procedimientos pedagógicos, en donde se generen herramientas de motivación que hagan a las aulas académicas el espacio donde los niños pueden desarrollar sus metas de manera confiable, estructurada y amena, proyectándolos como seres humanos con posibilidades de aportar a la sociedad. El mejor profesor no es el que da las mejores respuestas a las preguntas de sus alumnos sino el que les ayuda a encontrarlas.

Comments are closed.